miércoles, 6 de agosto de 2008

El calor, la calor

Cuarenta grados a la sombra. Media sandía sobre la mesa del patio y una colonia de moscas intentando saciar su sed. Un viejo tumbado al sol, quieto como un lagarto. Unos niños bañándose con el chorro de una manguera. Una sombra. Un abanico, tan, tan, tan. El soniquete de un ventilador. Calor. Cuarenta grados a la sombra, cuarenta y tres al sol.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal