sábado, 27 de junio de 2009

Una verdad cualquiera

Una mañana de domingo, Verdadescomopuños fue al gimnasio y se encontró con Mentiraspiadosas. Decidieron medir sus fuerzas en el ring. El árbitro, un tipo cualquiera que pasaba por allí, Verdadesabsolutas se llamaba. Verdadesabsolutas determinó que él marcaría las reglas y los pújiles se mostraron de acuerdo. Dientes caídos en la lona, sangre corriendo a borbotones, la ira disfrazada de palabrotas, golpes y golpes. Sonó la campana del final. Nadie pudo salvar de la muerte a Verdadesabsolutas.

2 comentarios:

Blogger APLEITE ha dicho...

jjjjjjjjj, refleja nuestra situacion del sabado.....no?????aunque sea de junio........yo como siempre y rol en mano seré Verdades absolutas....lo sé.......

13 de julio de 2009, 22:30  
Blogger mis-herías ha dicho...

Pues sí, supongo que sí, ja ja ja. No puedes ser Verdadesabosultas porque está muerto. Tú deberías ser Verdadescomopuños y yo, Mentiraspiadosas.

14 de julio de 2009, 9:21  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal