lunes, 28 de septiembre de 2009

Fue un parto con dolor,
contracciones y miedo.
Suplieron las caricias a la epidural,
pero no fue igual el efecto anestésico.
Sí, todo termino, pero el crío
está en la incubadora
y en mis manos anida la certeza
de que nace con los pies mutilados
y los ojos ciegos.

4 comentarios:

Blogger APLEITE ha dicho...

que no........carrrrrrr

28 de septiembre de 2009, 14:19  
Blogger Angel ha dicho...

joer, que duro, muy durillo no?

voltios.

28 de septiembre de 2009, 15:13  
Blogger San ha dicho...

Bueno Car, no adelantes acontecimientos, cuando el niño salga de la incubadora, ya se verá si te lo llevas a casa, o necesita algún tratamiento.......jejejeje

Ánimo!!!!

28 de septiembre de 2009, 20:11  
Blogger Roleto ha dicho...

siempre existe esa certeza! como la de, ¿y si aparecerá en los libros de historia?, por lo menos ya aparece en un blog.

30 de septiembre de 2009, 13:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal