lunes, 6 de julio de 2009

Bolas de papel

Hice con todos
los poemas que escribiste
para mí una bola
de papel y la tiré
a la papelera de mi cuarto
tras escupirla, pisarla y limpiarme
el culo con tus imprecisas
palabras
que siempre me parecieron
mi credo, mi religión
eran bolas como todas
las que habías susurrado
en mis oídos de sorda
inféliz
te crecerá la nariz por contar
mentiras con los dedos de los pies
y decir que me querías
a pies juntillas
lo creí y hoy tiro tu amor
a la papelera.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal