miércoles, 28 de octubre de 2009

La expulsión del Paraíso
no se debió la manzana
prohibida del padre Adán,
no fue siquiera por Eva
ni por aquella serpiente,

fue tan sólo por soñar.

2 comentarios:

Blogger Voltios ha dicho...

oh oh, huele muy bien estos versos de manzana. un abrazo mis-herias

28 de octubre de 2009, 16:14  
Blogger mis-herías ha dicho...

Qué el olor llegue lejos!! Otro pa tí ;)

29 de octubre de 2009, 17:07  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal