jueves, 29 de octubre de 2009

Recuerdo que sabía bucear
a la edad en que algunos
aun están gateando,

y recuerdo también
que podía aguantar
más de quince minutos
bajo aquellas aguas.

Intenté respirar
como hacían los peces
- dos branquias escondidas
bajo mis pezones -

lo logré, alguna vez lo logré,
pero el resto del tiempo
fue un experimento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal