viernes, 26 de febrero de 2010

Cuando Prometeo robó el fuego a los dioses

En el fuego de un bar
el invierno es menos valiente
para lanzarte su aliento al rostro
y besarte en los labios.


"Ahora sí que he burlado a los dioses",
se jacta Prometeo entre copas de vino.

Y cuentas los compases
de la música que suena de fondo.
Descubres que siempre son los mismos.
Qué voy a hacer con ellos, te preguntas.
Quizá puedan servirme, es la única respuesta
que encuentras al enigma.

Se calienta las manos Prometeo,
el fuego no le quema todavía.


Tú conciencia te grita, con la voz de tu madre,
que los compases sirven para crear canciones
que siempre son la misma.
Nunca voy a creerme tamaña tontería,
responde tu conciencia
con la voz de una niña.

Se quema Prometeo las yemas de los dedos.
Suerte que todo cura cuando soplas la herida.

4 comentarios:

Blogger Voltios ha dicho...

bastante visual, y la tematica mitologica me gusta mis herias.

27 de febrero de 2010, 11:33  
Blogger San ha dicho...

Me gusta.......
Es buena.......


bsss

27 de febrero de 2010, 18:25  
Blogger ana sáenz ha dicho...

cuando se juega con fuego al final siempre nos terminamos quemando

un abrazo

1 de marzo de 2010, 19:59  
Blogger mis-herías ha dicho...

Gracias a los 3. :D

6 de marzo de 2010, 19:15  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal