domingo, 27 de diciembre de 2009

Peter Pan debió morir mientras cruzaba
una calle con el semáforo en ámbar.

Quedó tendido en la calzada. Lo supimos
unos meses más tarde.

No pudimos poner nombre entonces
a tamaña desgracia.

Buscamos daños colaterales:
se llamaba Campanilla,
tenía miedo y las dos alas rotas.


{ Para S}

5 comentarios:

Blogger Jose Zúñiga ha dicho...

Yo nunca lo supe...

27 de diciembre de 2009, 21:54  
Blogger mis-herías ha dicho...

¡Bien por tí!

28 de diciembre de 2009, 17:33  
Blogger Voltios ha dicho...

que bueno mis-herías. hoy tengo tu post.

29 de diciembre de 2009, 18:23  
Blogger mis-herías ha dicho...

Gracias, Voltios.

31 de diciembre de 2009, 14:09  
Blogger Voltios ha dicho...

lo sigo diciendo, este texto es bellísimo.

6 de enero de 2010, 12:42  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal