miércoles, 17 de febrero de 2010

Ahora se
que también mueren de pena
las flores de los jardines,
que ellas también se sonrojan
y les mata la vergüenza.

Ahora se
que tienen miedo
de los niños de los parques,
de sus madres, de sus carros,
de sus perros con collares.

Ahora se
que tienen nombre
de viento que apenas sopla,
de lluvía que apenas moja,
de sol que apenas calienta.

Ahora se
que escasean los jardineros
para curar la pandemia.

3 comentarios:

Blogger APLEITE ha dicho...

Me gusta....

LLevabas mucho sin escribir.

18 de febrero de 2010, 8:31  
Blogger ana sáenz ha dicho...

muchas veces es mejor no saber tanto

un abrazo

19 de febrero de 2010, 15:11  
Blogger mis-herías ha dicho...

Muchas gracias a las dos!

19 de febrero de 2010, 16:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal