lunes, 26 de marzo de 2012

Acrofobia

Voy a asomarme al balcón.
Quizá hayan crecido las dalias que planté.
¿Se habrá marchado el vencejo
o estará al acecho,
aguardando mi vuelta?

Voy a asomarme al balcón.
Tocaré con cuidado la barandilla,
tantearé como un ciego sus formas,
guardaré la distancia al vacío,
la medida justa y exacta
que me permita ver los coches sin caer.

Voy a asomarme al balcón.
¿Habré perdido el miedo a las alturas?
¿Podré posar mi cara en la baranda
sin temor al vacío?

Voy a asomarme al balcón
aunque tengan que recoger mis sesos del asfalto.

1 comentarios:

Blogger APLEITE ha dicho...

Siempre nos estamos asomando...

2 de noviembre de 2012, 8:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal