miércoles, 4 de febrero de 2009

Nada

Narrador: Abrí la ventana. No había nada al otro lado.
Lector: ¿Cómo es la nada?
Narrador: Pues la nada es... nada. Vacío. ¡No me interrumpas!
Lector: Está bien, pero... y si no es nada, ¿cómo puede ser?
Narrador: [Silencio]
Lector: ¿Narrador?
Narrador: [Silencio]
Lector: ¿Narrador?
Narrador: [Silencio]

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal