sábado, 28 de marzo de 2009

Tiempo muerto

Le estoy robando al reloj
el tiempo que él te ha robado,
lo amontono despacito.
¿Cómo pensarás gastarlo?

Creo que van ya siete días,
piensa bien que harás con ellos,
no vayas a malgastarlos
jugando a perder el tiempo.

Si el dinero lo comprara,
no te regalaría versos,
te regalaría el reloj,
ese de los tiempos muertos.

El reloj para el descanso,
el reloj para el silencio,
el reloj para el amor,
el reloj para el encuentro.

Le estoy robando al reloj,
el tiempo que él te ha robado.
Los montones se hacen grandes
y yo sigo aquí esperando.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal