martes, 24 de junio de 2008

La Reina Vale

Perdida como estaba, me senté en el trono de invitados de la reina, esperando acaso una palabra de aliento o una sonrisa que me animara a seguir. Recibí por toda respuesta una mueca, no sé si de dolor o de desencanto, quizá de ambas o de ninguna, y un "Vale. Habla con Blond Mount". Cogí mi bolso, lo vacié de cantos y me marché a la estación. Ya llevaba el tren un tiempo esperándome.

2 comentarios:

Blogger APLEITE ha dicho...

tu mami?

13 de julio de 2009, 22:18  
Blogger mis-herías ha dicho...

no, es la Pepa, del CPD, ja ja ja

14 de julio de 2009, 9:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal