sábado, 23 de agosto de 2008

Nada...

Suena el teléfono.
La pantalla anuncia tu nombre en mayúsculas.
Descuelgo.
Hola, ¿qué quieres?
Nada, sólo te quiero a tí.
Sonrío.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal