lunes, 30 de marzo de 2009

Algunos días

Algunos días
mi vida es una amago de na y menos,
y me siento a mirar en televisión
las vidas de los otros,
y sus cosas me duelen más
que si fueran mías,
y sus alegrías me rebosan por el borde de los ojos.

Algunos días
pierdo la brújula y el dni,
y los ando buscando todo el día:
entre los chismes del bolso,
en los bolsillos de los pantalones,
en las cajas donde guardo
los secretos más profundos.

Algunos días
necesito levantarme para ir a trabajar,
hacerme el desayuno a las carreras,
peinarme sin mirarme en el espejo,
olvidarme las llaves
puestas en la puerta.

Algunos días
necesito regresar a casa
y que me esperen las voces de los otros
desde dentro.

Algunos días
la cuesta se hace pina,
pero sólo algunos días.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal