lunes, 4 de mayo de 2009

Menuda faena

Siempre he pensado que en la vida, hay que saber torear: un par de pases de pecho, una verónica y un par de banderillas que te ayuden a lucirte; estar cerca de la barrera, por si la cosa se pone fea y hay que salir corriendo; y si el picador se pasa de listo y casi te mata al toro, pues mejor, unos pases que te ahorras. Y ahora, a estas alturas, cuando ya he dado algunos pases, decido que quizá es el momento de hacer un cambio de tercio, de arrimarse bien, mancharse de sangre, y olvidarse de la barrera y del picador; mirar de frente al toro, a lo ojos, y decirle "aquí estoy yo".

¿Qué clase de gloria sería aquella que se consigue sin riesgo?


2 comentarios:

Blogger APLEITE ha dicho...

jjjjj

a por él entonces, "carlita tomas"

A veces es dificil y duro mancharse......

5 de mayo de 2009, 14:20  
Blogger common_drosophila_common ha dicho...

... pero es mucho más bonita la faena. ¡Ánimo, Talavante!

5 de mayo de 2009, 16:19  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal