martes, 14 de abril de 2009

Botella al mar

De vez en cuando lanzo una botella al mar y cruzo los dedos para que las olas no me la devuelvan, para que viaje lejos, muy lejos y llegue hasta alguna playa. A veces ocurre el milagro y encuentro, varada en mi playa, otra botella con mensaje dentro.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal