lunes, 22 de marzo de 2010

Me sumerjo en tu mar
y sus olas me mecen.
Yo lo llamo piscina porque puedo
inventar los contornos a lo lejos.
Eso me tranquiliza.
Pienso que se nadar.
No voy a ahogarme.

Tú prefieres llamarlo
cualquier cosa en plural,
por ejemplo: nosotros,
o mejor: nosotros para siempre.
También has elegido
algunos otros nombres:
Cocina o Paraíso.
Creo que aquí no hago pie,
que voy a ahogarme.

Me sumerjo en tu mar
y sus olas me mecen.
Podemos, si tú quieres,
bautizarlo otro día,
o dejarlo sin nombre,
también puede llamarse
piscina con bordillo.
No tengas miedo, amor,
que voy a sujertarte.

3 comentarios:

Blogger Jose Zúñiga ha dicho...

Me gusta mucho este poema.
Abrazo.

23 de marzo de 2010, 2:22  
Blogger mis-herías ha dicho...

Gracias, José. Besos.

4 de abril de 2010, 15:28  
Blogger APLEITE ha dicho...

Escribe algo......

7 de abril de 2010, 17:58  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal